Blanqueamiento Dental

El color de los dientes viene determinado genéticamente, es una característica innata propia de cada uno de nosotros como lo es el tono de la piel. Los defectos de coloración pueden ser adquiridos posteriormente, como son las manchas por tabaco, café, té o comidas colorantes, principalmente, o durante la formación del diente, como la coloración por tetraciclinas (un tipo de antibiótico), o fluorosis dentarias. Los traumatismos dentales, las caries o las obturaciones también pueden decolorar los dientes.

blanqueamiento1

Gracias al blanqueamiento dental se consigue aclarar el tono de los dientes y disolver las manchas, sin afectar al esmalte y generalmente en una única acción.

Los blanqueamientos dentales realizados en clínicas dentales son más efectivos. Se utilizan geles que actúan químicamente a través del oxígeno que contienen, no dañan el esmalte y no tienen efectos secundarios. Estos geles con alta eficacia blanqueadora asociados a la tecnología LED, consiguen resultados muy buenos, aclarándose varios tonos el color de los dientes.

Procedimiento

Para realizar el tratamiento de blanqueamiento, el odontólogo examina previamente la dentadura a tratar, para cerciorarse de que no existen otros problemas dentales. Antes de comenzar la sesión se coloca al paciente un abrebocas que permitirá al odontólogo trabajar con libertad. A continuación se protegen las encías y las pequeñas recesiones gingivales del paciente, con una resina que al fotopolimerizarse se endurece y actúa como un eficaz aislante. Después, se aplica el gel blanqueador sobre los dientes, cubriendo perfectamente toda la superficie.

Recomendaciones

Durante el proceso de blanqueamiento y en los días posteriores a su realización, es aconsejable eliminar en lo posible o reducir al máximo las comidas o bebidas con muchos pigmentos como pueden ser el café, el té, las espinacas, etc. De lo contrario, se puede interferir negativamente en el proceso. Esto se debe a que los dientes están ligeramente más susceptibles de captar pigmentos externos. También se aconseja el consumo mínimo de bebidas gaseosas o productos ácidos.